Decorar una sala con Blanco y marrón

Decorar una sala con Blanco y marrón  Paso 1:
Pintar las paredes. Utilice pintura gris oscuro, para añadir color a las paredes. Acentúe la pintura con zócalos y molduras blancos.

Paso 2:
Mira hacia abajo. Las moquetas vienen en una variedad de colores y estilos. El blanco es una opción fácil para coordinar la habitación, pero ten en cuenta que la alfombra blanca es muy difícil de mantener limpia. También hay una buena variedad de alfombras en los patrones de marrón y blanco para ayudar a mejorar el aspecto de la habitación.

Paso 3:
Ir por la variedad. Dado que el esquema de color es simple, elegir una gran variedad de texturas para animar un poco. Telas rugosas, cortinas de seda, floreros y marcos de fotos pulidos son algunos ejemplos de las diferentes texturas que crean interés.

Paso 4:
Piense en los patrones. Use telas con dibujos en los muebles, cortinas o incluso en las alfombras para darle vida a la sala. Círculos, rayas o dibujos geométricos son muy divertidos.

Paso 5:

Mezcle. No utilice demasiado el color blanco, puesto que puede parecer estéril. Si el mobiliario es un sólido blanco, use algo de marrón sobre ellos, utilizar cojines de color marrón o gris. La adición de la calidez del marrón mantiene la buena apariencia de la sala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *