Ventajas y desventajas de la estufa a leña

Información de las ventajas y desventajas de las estufas a leña con fotos. Detalles de los principales beneficios e inconvenientes que pueden generarnos las estufas a leña.

No caben dudas que la estufa a leña es la esencia de cualquier salón que cuente con ella, ya que alrededor de ésta es donde se congrega la familia entera con el objetivo de disfrutar de un ambiente cálido y acogedor.

Sin embargo, como todas las cosas cuenta con ventajas y desventajas, que deberemos analizar muy bien antes de decidir instalar una en nuestra casa. Por eso a continuación hablaremos de los pros y los contras de estos elementos decorativos, de manera que puedan tener una idea más clara de lo que significa contar con una estufa a leña.

Principales ventajas

Uno de los mayores beneficios de tener una estufa a leña es la rentabilidad, ya que pese a los avances tecnológicos sigue siendo la fuente de calor más rentable ecológica y económicamente, teniendo en cuenta que para funcionar solo necesita leña, que es una fuente de energía renovable. De esta manera estamos ahorrando energía eléctrica y gas.

Las chimeneas también son elementos muy utilitarios, ya que podemos hacer uso de ellas para varias cosas, como por ejemplo preparar recetas a la parrilla como churrascos o brochetas. Como consecuencia tendremos una comida diferente, y un ahorro de energía que puede ser considerable.

Otra de las ventajas es la elegancia y  el dinamismo que la estufa a leña le entrega a la sala o cualquier otro ambiente. Existe una gran variedad de diseños, desde pequeñas estufas de piedra hasta modernas chimeneas, que se adaptan a todos los estilos decorativos complementando muy bien la habitación.

Principales desventajas

Si bien anteriormente decíamos que hay una gran variedad de diseños y tamaños, también debemos decir que no todos los espacios son apropiados para su instalación. Para prender una estufa con comodidad se necesita un ambiente con un tamaño importante, cuya disposición nos permita dedicarle un área exclusiva para su instalación.

De esto se desprende que la chimenea debe ser instalada en espacios amplios, que cuenten con una buena circulación de aire y estando alejada de los muebles u objetos inflamables. Para las habitaciones pequeñas es aconsejable contar con otros medios de calefacción. Además debe haber espacio suficiente para almacenar la leña que se vaya a utilizar.

Otra desventaja es que al no ser movible, la estufa a leña nos condiciona la disposición del resto de los elementos de la habitación. Por eso es necesario pensar bien donde se la va a instalar, ya que una vez que lo hayas hecho puede ser demasiado tarde para arrepentirse.

Un detalle no menor es el mantenimiento de la estufa, ya que si bien es muy lindo hacer uso de ella, luego hay que dejarla en condiciones. En comparación con el resto de los medios de calefacción, las chimeneas generan mucho más suciedad, por lo que requieren una limpieza diaria. Por otro lado, para que tengan un correcto funcionamiento deben ser revisadas en profundidad una vez al año, reparando los posibles defectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *