CERRAR
Hogar

BENEFICIOS DE PONER UN PLATO DE DUCHA

beneficios_plato_ducha

Es una elección de la que nunca se arrepiente nadie: cambiar la bañera por un plato de ducha. Cada vez son más los que aprovechan una reforma de su casa, o de su cuarto de baño, para cambiar su bañera por una ducha. Y no es de extrañar; las ventajas que este cambio conlleva son muchas y afectan a todas las áreas posibles, desde nuestra comodidad a nuestro bolsillo, pasando por el ahorro de tiempo. En este aspecto, la empresa Conducha es todo un referente, puesto que se ha especializado en este tipo de reformas orientadas a la colocación de ducha de calidad. A continuación, exploramos algunas de las ventajas que supone este acertado cambio.

Ganarás tiempo y dinero

Son dos cosas que a nadie le sobran. Una ducha es más fácil de colocar y mantener, lo que acarrea un desembolso menos que los casos en los que se colocan bañeras. Pero, además, al hacer uso de una ducha, tardarás menos tiempo en ducharte y, por tanto, tu aseo diario será más rápido y te dejará tiempo libre para cualquier otra cosa que desees hacer. Porque al final, ¿quién tiene tiempo de darse un baño con cierta asiduidad?

Mayor seguridad para todos

Para muchas personas es un auténtico problema acceder cada día a la ducha y tener que salvar la pared de la bañera para entrar dentro. Por ello, para estas personas la opción de poner una ducha les da una mayor seguridad y les previene de posibles resbalones o caídas. Pero lo cierto es que a todos les aporta una mayor comodidad, haciendo más simple la entrada y salida de la ducha y dándonos una seguridad.

Pero no solo ganas en comodidad en lo referente a la accesibilidad; también a la hora de hacer las tareas del hogar. Y es que limpiar una ducha es mucho menos aparatoso que limpiar una bañera. Se tarda menos tiempo, es más cómodo y se gastan menos productos de limpieza. Todos son ventajas

Tu cuarto de baño, un lugar más agradable con una ducha

Finalmente, terminamos con una ventaja, más que nada, estética. Y es que una ducha ocupa menos que una bañera. Por ello, cuando cambies tu bañera por una ducha, te sorprenderá la cantidad de espacio que liberas. Así, tu cuarto de baño quedará mucho más amplio y agradable, dejando de ser un espacio muy reducido a uno más interesante, en el que realmente apetece estar.

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply