Hogar

La dulce comodidad de un chaise longue

Un chaise longue puede ser un lugar para relajarse, leer o pensar. Tener uno de estos sofá puede transformar tu salón, cuarto, estudio, sala de estar, patio o jardín en la zona perfecta para pasar el rato. En los hogares de hoy en día, los chaise longue relax son populares sobre todo en espacios cerrados y sus funciones son variadas. Muchos los utilizan incluso para dormir la siesta.

Los chaise longue son perfectos para relajarse, dormir, descansar, ver la televisión, entre muchas otras cosas. Es por eso que son bienvenidos en casi cualquier espacio de la casa.

Básicamente, el chaise longue es un sillón alargado que se une al sofá y tiene las siguientes características: primero que el respaldar se reclina, lo que permite que la espalda adopte una posición mucho más cómoda; y segundo, los reposa brazos pueden o no estar presentes en el chaise longue, todo depende del diseño y de tus gustos particulares.

Durante los últimos años de desarrollo, este tipo de sofá ha sido de materiales naturales como la madera o el rattan, que normalmente tienen distintos diseños. Con los tiempos modernos, también vinieron nuevos materiales como el plástico o el metal, aunque a madera sigue siendo el material más popular principalmente por su belleza, durabilidad y versatilidad. Al principio, empezaron con diseños más costosos, madera dura con muchos adormos y cojines realmente costosos. Cuando empezó a aumentar la popularidad de los chaise lounge, los modelos han cambiado y ahora se puede encontrar todo tipo de estilos.

A diferencia de los sofá normales, este tipo de mueble tiene un buen respaldar con una silla alargada. Un chaise longue roza la delgada línea entre un sofá convencional y una silla extensible de las que se usan en la piscina. De hecho, muchos de los diseños modernos, están inspirados en las clásicas sillas de club. Siempre serán una especie de silla de extensión, pero con la ventaja que está unido a un sofá y conforman una única pieza.

Antes de comprar un chaise longue, tienes que decidir si lo quieres para un espacio abierto o para interior. No importa dónde los coloques, tú, tu familia y tus amigos serán capaces de pasar días enteros de pura comodidad.

Los chaise longue que no tienen apoya brazos, están diseñados para adaptase a la forma natural del cuerpo, y así, eliminar la necesidad de apoyar los brazos. El cuello y la cabeza se sostienen con la parte de atrás del sofá, mientras que el resto del cuerpo se apoya en su propio peso.

Puedes elegir el diseño con el que sientas más afinidad, eso sí, recordando que se deben seguir las normas básicas de estética para que tenga buen resultado. Los chaise longue se adaptan también a los tiempos cambiantes y a los estilos. Hay toda clase de estilos de chaise longue motorizado, que se ajustan a las necesidades de tu familia. Un sofá chaise longue motorizado aumenta la dósis de confort que aporta un chaise normal, ya que sus asientos se elevan de forma automática ajustándose a la altura de descanso deseada.

No lo pienses dos veces, el chaise lounge hará de tu hogar un sitio más moderno, y sobre todo, más cómodo para ti y los tuyos.

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply