Hogar

Consejos para utilizar los adhesivos termofusibles

pistola-adhesiva

Los adhesivos termofusibles son materiales termoplásticos enormemente versátiles, que nos permiten obtener una sujeción perfecta sobre todo tipo de superficies. Esta cualidad, unida a su facilidad de uso convierten a estos adhesivos en una elección idónea para un sinfín de aplicaciones, desde el bricolaje y las reformas domésticas hasta adhesivos y selladores industriales para líneas de producción automatizadas.

¿Quieres conocer cómo funcionan estos pegamentos? ¿Estás pensando en comprar una nueva pistola de cola termofusible y necesitas ayuda para elegir? Toma buena nota de estos consejos y descubre cómo estos adhesivos pueden ayudarte a conseguir un acabado impecable en cualquier trabajo.

Adhesivos termofusibles: características

Los adhesivos termofusibles permiten lograr uniones con una excelente cohesión, pero también muy elásticas, sobre una gran diversidad de materiales. Existe cola termofusible para madera o textiles, materiales cerámicos, cristal, adhesivos industriales para metales… Su viscosidad hace que también resulten adecuados para trabajar con superficies porosas.

La base de la composición de la cola termofusible suele ser un polímero de alto peso molecular, a los que se añaden resinas, que mejoran la humectación de la superficie del sustrato, y ceras, que reducen la viscosidad para una aplicación más cómoda. Los adhesivos termofusibles, que puedes encontrar en la tienda Gili Industrial, suelen presentarse en formato barra, con diferentes diámetros – los más habituales son las de 12, 15 y 25 milímetros- y longitudes desde los 10 centímetros en adelantes. Respecto a su precio, hoy puedes encontrar en el mercado adhesivos termofusibles de primeras marcas, como 3M o Bostik, a precios muy asequibles.

adhesivo-termofusible

Aplicación de adhesivos termofusibles

Para trabajar con estos adhesivos termoplásticos, normalmente utilizamos una pistola de cola termofusible. Esta herramienta eléctrica calienta el pegamento hasta el punto de fusión y permite aplicarlo fácilmente a través de una boquilla. A nivel industrial, también encontramos equipos mucho más grandes y sofisticados, con un grupo fusor que funciona a modo de caldera, calentando la cola.

A su vez, las pistolas de cola termofusible pueden clasificarse en pistolas de baja o alta temperatura. Las primeras, muy usadas para bricolaje, se calientan hasta alrededor de 120º C, mientras que las segundas, indicadas para adhesivos y selladores industriales, que podrás encontrar en Gili Industrial, alcanzan temperaturas en torno a 195ºC. También podemos encontrar pistolas duales, que permiten alternar entre alta y baja temperatura. Aunque su precio resulta algo más elevado que la pistola de cola termofusible convencional, siempre es una excelente opción a considerar si estás pensando en renovar tu caja de herramientas.

Consejos para el uso de pistola de cola termofusible

· Antes de ponerte manos a la obra, asegúrate de que la superficie de trabajo está completamente limpia y libre de polvo.

· Escoge un pegamento termofusible adecuado a la superficie sobre la que vas a trabajar. Los materiales con buenas propiedades aislantes, como la madera, requieren un mayor tiempo de enfriamiento, mientras que con materiales que conducen bien el calor, como los metales, la solidificación de la cola es más rápida.

· Evita tocar la cola o la boquilla de la pistola mientras trabajas, ya que se calientan a temperaturas muy altas.

· El tiempo de manipulación, determinado por el tiempo de enfriamiento, es clave para conseguir un resultado óptimo. Este tiempo puede oscilar entre uno y 60 segundos, dependiendo del tipo de adhesivo termofusible utilizado.

· Cuando termines de trabajar, asegúrate de que la herramienta se ha enfriado completamente antes de volver a guardarla.

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply